Una estrella en el segmento de los SUV compactos: el nuevo Audi SQ2

Marcas - 19/12/2018 | 22:35h
 

El diseño llamativo se combina con una conducción tremendamente divertida: Audi presenta el SQ2. El nuevo modelo tope de gama en la familia Q2 se desmarca dentro del segmento de los SUV compactos. Con una potencia de 221 kW (300 CV), acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. La tracción quattro y la suspensión deportiva S se encargan de transmitir de forma suave todo su potencial a la carretera.

De 0 a 100 km/h en 4,8 segundos: el motor El corazón de cualquier modelo Audi S es su motor. Y el 2.0 TFSI en el SQ2 (consumo combinado en l/100 km: 7,2-7,0; emisiones combinadas de CO2 en g/km: 163-159) se encuentra en plena forma. Desarrolla una potencia de 221 kW (300 CV) y un par máximo de 400 Nm, que permanece constante entre 2.000 y 5.200 rpm.

El TFSI de cuatro cilindros y 1.984 cm3 del Audi SQ2 es un motor de alto rendimiento. Responde de forma instantánea hasta que la aguja del cuentarrevoluciones alcanza la línea roja, a 6.500 rpm. En el modo dynamic del sistema Audi drive select responde de forma aún más directa, con un rápido doble embrague que acompaña los cambios de marcha de la transmisión S tronic. El motor genera un sonido particular que se deja notar cuando se conduce de forma dinámica. El TFSI de 2 litros de cilindrada pesa solo alrededor de 150 kg, lo que beneficia no solo la ligereza total del Audi SQ2, sino también la distribución del peso entre los ejes.

La eficiencia también es una característica destacada del 2.0 TFSI. Dos válvulas rotativas de accionamiento eléctrico se encargan de regular el flujo del refrigerante. Otro componente importante del sistema de gestión térmica es el colector de escape integrado en la culata, que ayuda al motor a alcanzar rápidamente su temperatura óptima de funcionamiento. La transmisión de potencia del 2.0 TFSI se realiza a través de un cambio S tronic de siete velocidades con una gran apertura de 8,7 entre la primera y la última marcha. El conductor puede operar la rapidísima transmisión de doble embrague en los modos automáticos D o S, o cambiar de forma manual. Si se selecciona el modo “efficiency” en el Audi drive select, el embrague desacopla la
transmisión del motor, permitiendo que el SUV deportivo se desplace en modo de marcha por inercia.

Con el sistema start-stop activo, el propulsor se desconecta desde una velocidad de 7 km/h. Para el SQ2, Audi ha perfeccionado aún más el diseño exterior. El frontal ya deja claro el posicionamiento del vehículo, con ocho barras verticales dobles que dividen la gran parrilla Singleframe octogonal. Los faros LED de serie y las luces traseras LED con intermitentes dinámicos generan una característica firma lumínica con forma de flecha.

Detalles llamativos también acentúan los laterales y la parte trasera. Las taloneras en la zona inferior de las puertas cuentan con un marcado contorno; las carcasas de los espejos retrovisores exteriores lucen un acabado de apariencia de aluminio brillante. El gran spoiler en el techo proporciona la carga aerodinámica necesaria, y el difusor trasero integra cuatro salidas de escape.

El sistema Audi drive select de serie permite al conductor elegir entre los perfiles auto, comfort, dynamic, efficiency e individual. Utiliza estos perfiles para controlar el funcionamiento de la dirección, el cambio S tronic de siete velocidades y los sistemas adicionales.

El compacto Audi SQ2 tiene una longitud exterior de 4.210 mm, y una distancia entre ejes de 2.594 mm, lo que permite contar con un espacioso interior. El maletero tiene un volumen que puede variar entre 355 y 1.000 litros de capacidad, en función de la posición de los respaldos traseros divididos en dos o en tres secciones. El Audi virtual cockpit reemplaza al sistema de información al conductor. El control de esta instrumentación completamente digital se realiza a través de los botones situados en el volante.

El diseño interior es una continuación de las líneas tensas y progresivas de la carrocería, y utiliza colores y materiales que ponen acento en su carácter deportivo. La tapicería del techo, los pilares y los asientos vienen de serie en color negro. Las inserciones decorativas en el salpicadero son de aluminio cepillado en acabado mate. Los pedales y el reposapiés están hechos de acero inoxidable, y los umbrales de las puertas iluminados incluyen el logotipo deportivo S. Los diales de la instrumentación son de color gris, con las agujas blancas. La pantalla del MMI y el display en la instrumentación o en el Audi virtual cockpit muestran pantallas de inicio específicas S al conectar el encendido.

Los asientos del Audi SQ2 están tapizados de serie con una combinación de piel y tejido. Bandas decorativas, costuras de contraste en rojo y gris y logotipos S en relieve completan las posibilidades de personalización.

El paquete interior SQ2 reúne estas tres características: salidas de ventilación con biseles en rojo, asientos en cuero Nappa fina con dos colores y paquete de iluminación ambiental con inserciones iluminadas. También existen alfombrillas específicas, y un acabado especial para la llave, en ambos casos con el logo SQ2.

El sistema de infotainment de serie es el MMI Navegación plus con MMI touch. Sus menús están claramente estructurados, y el mando rotativo en la consola del túnel central incluye una superficie táctil que también permite hacer scroll y zoom utilizando varios dedos. El control por voz y la búsqueda MMI también son rápidos y fiables.

La gama de infotainment en el Audi SQ2 cuenta con elementos como el Audi Smartphone interface (de serie), que integra teléfonos móviles con sistema operativo iOS y Android en el sistema MMI a través de Apple CarPlay y Android Auto. El equipo opcional de audio Bang & Olufsen Sound System cuenta con un amplificador de 705 vatios de potencia y 14 altavoces; la carcasa de los woofers es de aluminio anodizado, y las guías de luz LED irradian luz blanca.

Los sistemas de asistencia al conductor del Audi SQ2 provienen de la clase superior. El Audi pre sense front forma parte del equipamiento de serie, y utiliza un radar para reconocer situaciones peligrosas que puedan darse al cruzar peatones y otros vehículos por delante. El sistema avisa al conductor con señales visuales y acústicas, e inicia una maniobra de frenado de emergencia si fuera necesario. Esto puede ayudar a evitar o reducir la gravedad de una colisión.

El paquete de asistencia incluye los sistemas opcionales más populares, como el control de crucero adaptativo con función stop&go y el asistente a la conducción en atascos traffic jam assist, que además del sensor de radar también utiliza la cámara frontal. A velocidades de hasta 65 km/h en carreteras bien señalizadas, puede asistir al conductor interviniendo en la dirección, la aceleración y los frenos.

El nuevo Audi SQ2 iniciará su comercialización en Canarias en el mes de febrero, momento en el que se podrán realizar pedidos en la red oficial de concesionarios Audi.

 

 
solofotosmotor.com - Copyright 2018 | SF Motor