Noticia | Reportaje - Juan Luis Cruz
 
11/09/2019 | Reportaje | 11:14h.

Entrevista | Juan Luis Cruz - Subaru Impreza Gr. N

Juan Luis Cruz, primero en el mundo

Iván Hernández

Poder decir que alguien o algo es lo primero en el mundo, cuanto menos nos resulta un halago, no nos cabe duda. Y es que Juan Luis Cruz propone en el año 94 un proyecto, nada más y nada menos a los responsables de competición de la marca nipona Subaru, que hasta ese momento nunca se había puesto en escena.

En la primera división, es decir en el apartado grupo A, los resultados de Prodrive estaban cotizándose al alza, dos pilotos de primer nivel, Sainz y McRae proporcionaban a los de Bambury unos resultados extraordinario con triunfos absolutos. Sainz esa temporada estrenaba el casillero ganando Acropolis y posteriormente era McRae quien repetía hazaña en Nueva Zelanda y en Rac.

Pero en el grupo N estaba la cosa en "invernación" hasta que llego Cruz, le dieron luz verde a su idea y para Tenerife que se vino el primer Subaru Impreza gr. N construido en el mundo.

Luego años más tarde sí que exportaron los vehículos de esa categoría hasta el Campeonato del Mundo de Rallyes e incluso lograron victorias como por ejemplo Tosihiro Arai en el Rally de Australia 1999, David Higgins en Gran Bretaña de 2001 y eso que la competencia con los Mitsubishi en esa categoría era casi misión imposible derrotarlos.

Volviendo a nuestro protagonista, con esa idea visionaria y aunque al principio las cosas muy nuevas necesitan de su tiempo, el Impreza rodó por el Archipiélago Canario poniéndole más colorido a las pruebas isleñas en unos años donde la categoría grupo N estaba en máxima efervescencia

¿Por qué eligió la marca Subaru?

Porque me unía una gran amistad con Rafael Chávez, que era el responsable de Teneauto, empresa que llevaba la marca. Además era un coche que en aquellos años estaba destacando mucho en el Mundial de Rallyes en manos de Carlos Sainz y Colin McRae, me llamó la atención y por eso me decidí por el Subaru

Martyn Spurrell

¿Cuéntenos la historia desde que contacta con Prodrive, hasta que el vehículo llega a Tenerife?

El coche lo pedimos directamente a Japón, ya que por aquel entonces el Impreza solo se fabricaba con el volante a la derecha y nos llegó a Tenerife con el volante en la izquierda. Una vez aquí, sin rodarlo un solo kilómetro lo metimos en un contenedor y lo mandamos a Prodrive, donde también nos desplazábamos nosotros con nuestro amigo Alexis Castro.

Allí tuvimos una reunión previa con uno de los ingenieros, le contamos cual era nuestra idea, queríamos que nos fabricaran el mejor grupo N que ellos pudieran hacer. Vieron con muy buenos ojos ese proyecto ya que también estaban en sus planes a corto plazo la construcción de ese tipo de vehículos, y eso fue un poco de donde parte lo de traernos el Subaru Impreza Gr N.

¿Cuáles fueron sus sensaciones cuando probó el vehículo por vez primera?

Fueron muy sorprendentes esos momentos iniciales. El coche lo probamos en un circuito en Inglaterra con el piloto probador que Prodrive tenía. Primero fui a su lado, y después llegó mi turno donde me quedé muy impresionado.

Aunque en principio contaba con unas suspensiones muy altas, la llanta homologada en aquel entonces era 16 y más tarde hicimos lo propio con la 18. Pero las sensaciones fueron muy positivas.

Luego el vehículo lo trasladamos a Tenerife y si no recuerdo mal, debutamos en un Rallye Villa de Adeje, donde la competencia en el Gr. N era muy grande. Estaba Flavio Alonso, Manuel Mesa, Goyo Picar, Lamberti con el Nissan y después de la celebración de los tres primeros tramos estábamos situados en la segunda plaza del grupo N, a partir de ahí el coche rompe el turbo y también el motor, con lo que tuvimos que mandarlo nuevamente a Prodrive. Recibimos otro motor, en ese sí que notamos que ya venía con un poco menos de potencia, con lo que me dio a pensar que en el primero se pasaron un poco y de ahí la rotura.

¿Cuál era el punto fuerte del Impreza gr. N?, ¿Y el débil?

El débil era la fiabilidad, ya que como era el primero fabricado en su categoría dio varios problemas con la válvula del turbo, recuerdo un Rallye de Maspalomas donde se nos derretían hasta cinco, y bueno, aunque no eran muy caras pero te penalizaban a la hora de efectuar el cambio de esa pieza. Luego logramos buscar la solución a este problema y ya después fue muy buen coche. También quizás otro punto considerable fueron los frenos, que no eran libres y fue un poco su Talón de Aquiles. Pero en cómputos generales eran un gran vehículo, muy buena caja, el motor tiraba tanto abajo como arriba. Con el tiempo fue muy competitivo y creo que lo quitamos en el mejor momento

Dicho Subaru fue el primer Gr N que fabricaba el equipo inglés, con lo que todo era muy nuevo ¿Cómo vivieron eso en Prodrive y cómo es que fuera usted, el primer piloto del mundo en tener una de esas unidades?

Sorprendidos se quedaban en Prodrive cuanto los llamamos y le contamos, que es lo que queríamos hacer, quizás nos adelantamos un poco a sus planes. El trato que nos dieron fue estupendo, todo muy positivo y en todo momento estuvimos muy arropados, nos dejaron con ganas de seguir trabajando con ellos en un futuro como así fue.

Con los años su alianza con Prodrive continuaba, ya que vuelve a traer varios unidades de Subaru, esta vez WRC. ¿Cómo se gestó toda esa aventura?

Acabada la etapa del Subaru (Gr. N), nos hicimos con un Mitsibishi Galant grupo A, uno de los dos que tuvo el equipo Ralliart Islas Canarias y posteriormente Toñi Ponce, después trajimos el Ford Escort Cosworth, y a pesar de estos coches siempre en mi mente estaba la marca Subaru. Me hice con un WRC, un S8 que lo adquirimos en Irlanda, el coche estaba muy adaptado a ese país que tenían un asfalto muy roto, las suspensiones estaban medianamente bien, e hice muy buenas carreras. Debutamos en un Rallye de Gran Canaria. Y al poco tiempo salió la oportunidad de cambiarlo por un S9, donde yo ya estaba haciendole un seguimiento muy especial a través de la Revista Echappement, era un vehículo que disputaba el campeonato francés en manos de Stéphane Sarrazin, un coche 2003 y que además Subaru ese año ganaba el Campeonato del Mundo de Rallyes de Pilotos.

Debutamos con él en un Rallye de Santa Brígida, con unas sensaciones fantásticas, donde luchábamos por la victoria de la prueba contra David García (Peugeot 307 WRC), pero justamente en la meta de Tenteniguada tuvimos un percance con un comisario mal situado, y ahí precisamente nos poníamos líderes del rallye, habíamos ganado el tramo, pero no podíamos seguir ya que teníamos el radiador roto.

Luego pasamos al S12, un Subaru del 2007 y este fue el mejor coche que he tenido en mis manos junto con el S14 que alquilamos en una ocasión. Estos dos últimos modelos se notaban bastantes las evoluciones. Como ves hemos corridos con unos cuantos Subaru WRC

Aunque aún sigue en activo, ¿cómo valora el automovilismo actual?

Pues creo que hay que pararse a pensar cuestiones, una de ellas por ejemplo el reglamento donde hay puntos que hay que ponerle freno. Ahora pueden correr los R5 plus, con lo que, los pilotos que han comprado el R5 ahora no saben qué hacer, ya que con la permisividad de esta última evolución se ha encarecido todo.

Con el tema de la brida de los Porsche en montaña, no comprendo cómo tienen que ir con ella cuando el Audi que lleva Luis Monzón va libre dando hasta 600 c.v, al igual que los Mitsubishi donde casi van sin restricciones y me refiero en la categoría de montaña. Sí tiene lógica que en los rallyes sí , para buscar la igualdad con la categoría R5. Con lo que entiendo que si se permite los R5 plus deberían permitir también que los Porsche vayan libres. Por eso digo que hay cuestiones en el reglamento que hay que pararse hacer las cosas bien, hay un descalabro y se debería adaptar al parque móvil que tenemos aquí.

Y otra cosa que pienso es que estamos saturados de muchas carreras, rallyes, rallysprint, montaña, etc, prácticamente hay carreras todos los fines de semana y eso devalúa las pruebas. El hecho que haya más no significa que sea mejor



 
solofotosmotor.com - SF Motor - Copyright 2019