Noticia | Reportaje - Sainz - Repsol - Lancia
 
20/04/2020 | Reportaje | 20:06h.

Juan Carlos Brito - Ford Escort WRC

UN CAMPEÓN DE CANARIAS EN EL GARAJE

Iván Hernández

Por allá por los noventa, casi a mitad de esa década, interrumpían en la escena del motor en Canarias una estructura italiana denominada en su parte técnica Malbrun. Aunque su historia fuera de nuestras fronteras ya la escribían desde hace bastante más tiempo, lo cierto es qué, varios fueron los pilotos que se adentraron en los servicios de este equipo en el archipiélago Canario.

Aunque el tema en cuestión es el Ford Escort Cosworth WRC de Juan Carlos Brito, queremos tirar de la cuerda hasta colocar un poco los comienzos del punto de partida.

El primer prototipo que se fabrica de ese modelo fue en el año 1996, y aun utilizaban las ya casi extinguidas, al menos para proyectos de gran envergadura, instalaciones de Boreham. A partir del siguiente año sería el propio garaje de la casa de Malcolm Wilson el lugar destinado, al principio, para el desarrollo a nivel mundial del proyecto Escort WRC, y aunque excepciones, efectuaron la fabricación de la mayoría de las unidades que corrieron por todo el mundo bajo el sello inglés M-Sport.

Las excepciones mencionadas son equipos fuera o casi fuera del paraguas de de la empresa inglesa, aunque sí con un registro oficial de las unidades totales fabricadas, que fueron 42. Algunos de estos equipos fueron Jolly Club, Mike Little Preparations, RED, una unidad registrada en Grecia y otra en Finlandia, además de volver abrir para casos concretos las puertas del garaje de Boreham, donde se siguieron fabricando algunas mas esporádicas.

Paralelamente a esto, estaba en escena Malbrun, donde de igual manera se encargaban de la totalidad de la fabricación a modo privado de ese mismo modelo, llevando el total desarrollo del vehículo hasta el año 98, que cambia de titular la estructura empresarial, y la filosofía del negocio. Basándose solo en el montaje, adquiriendo todas las piezas a M-Sport y los servicios de los mecánicos ingleses.

Focalizando la historia más hacia el tema que nos ataña. Nos situamos en el año 99, donde el piloto tinerfeño Goyo Picar trae hasta Canarias su segunda unidad del Ford Escort Cosworth WRC del equipo Malbrun. En temporadas anteriores ya había rodado con una unidad igual pero de menores prestaciones. En el punto de mira de Picar, estaba el disputar el Campeonato Regional de Rallyes de Asfalto, logrando tal cometido en la temporada 2000 junto al copiloto palmero, Víctor Pérez.


Con el tiempo, esta unidad pasa por las manos de diferentes pilotos como son: la familia Lemes, Guadalberto Luis Espinosa, Airan Mejías y finalmente recala en Juan Carlos Brito, un auténtico "Gourmet" de los WRC.

El anterior propietario contacta con Brito, le comenta que la unidad del Ford está en venta. Oportunidad que no puede dejar escapar, sellan el acuerdo, y seguidamente recala en la empresa familiar, Evolución Car ese majestuoso vehículo con el gran pedigrí de ser Campeón de Canarias.

Juan Carlos Brito - "A mí me gustan muchísimo los coches de competición, soy un amante de los WRC y este en cuestión era uno de mis preferidos. Desde siempre me ha fascinado y tuve la oportunidad de adquirirlo, y lo compré.

Este es uno de los vehículos de su categoría qué, y entrecomillo, es más baratos de mantener, ya que hay algunos WRC de esos años que se disparan en ese aspecto"

El vehículo llega a manos de Brito en un estado muy bueno, el anterior propietario, Airan Mejía le había hecho bastantes cosas y estaba muy bien. Pero cada maestrillo con su librillo. Obviamente no todo el mundo tiene el mismo gusto. Juan Carlos lo somete a un despiece casi completo por los bajos del coche, donde lo pinta con un producto especial, le realiza muchas modificaciones, trabaja en la electrónica, turbo. En su interior ha remplazado muchos elementos por otros nuevos como: el salpicadero, tapizado de las puertas de carbono, etc. El cómputo total es de un cambio bastante resaltable y con unas mejoras tanto estéticas como en potencial mecánico excelente.

Otro aspecto importante es, destacar el trabajo desempeñado en el coche, realizándose todo en casa. Solo el aspecto del motor es el que tienen que contactar con empresas externas. De todas maneras dicha unidad les llegaba con un motor nuevo recién hecho en Italia por Oppliger Motorsport, y aun así Juan Carlos no quería dejar ningún detalle en el aire, lo desmantela para realizarle una revisión completa y mirar cualquier aspecto, desde rodamientos, rotulas, etc.

Los planes de futuro con el coche

Tiene un estado emocional con dos vertientes opuestas y encontradas. En ocasiones le afloran las ganas de ponerlo a le venta y adquirir un modernísimo vehículo de la categoría R5 o recientemente bautizada Rally 2, pero luego cuando se pone al volante, ya le desaparece esas perturbadoras ideas de la mente. Cuando recibe el torrente de sensaciones en todos los aspectos del señorial WRC, las ideas se le aclaran y sigue apostando por los "hierros del pasado".

A corto plazo las pruebas de montaña que se desarrollen en la isla de Tenerife son las que tiene en mente, ya que no dispone del tiempo suficiente para disputar la modalidad de rallyes.




 
solofotosmotor.com - SF Motor - Copyright 2020