Noticia | Reportaje - BMW 325 iX
 
13/03/2014 | Reportaje | 10:55h.

Iván Hernández

En el año 1991, el equipo Sauermann Competición andaba haciendo su cruzada particular en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, teniendo como máximos representantes a José María Ponce y José Carlos Déniz, donde llevaban casi toda la temporada batiéndose en un duelo incesante y apoteósico con todo un equipo Lancia, y representando a dicha formación se encontraba el uruguayo Gustavo Trelles, dignísimo rival y caballeroso en el duelo final que no salió como a él le hubiera gustado. Tuvo en este piloto su mayor oposición al logro de la coronación del Campeonato de España.

Llegaba la hora de acudir a la cita mundialista, el Rallye España - Cataluña, y había mucho en juego, nada más y nada menos que ser Campeón de España de Rallyes, toda una proeza y contribución a la historia del automovilismo de Canarias, con lo que aquello significaba y más cuando por aquellos años este deporte estaba en otro estatus y más consolidado en nuestra sociedad Canaria.

Por lo tanto comenzaba en las cabezas pensantes del equipo canario el estudio concienzudo de como afrontar la prueba y como tal, el juego de estrategia para sacar mayor partido a esa cita mundialista. 35 tramos cronometrados y lo que más dolor de cabeza supuso, un rally mixto, con muchos kilómetros de tierra, con lo que había que jugar bien las cartas. ¿Con que coche se podía afrontar esta prueba? Pues la solución era el modelo 325 IX, sobre todo por la tracción a las cuatro ruedas, idóneo para la tierra, donde el propio José María Ponce nos cuenta un poco como se gesta esta idea.

José María Ponce:Tal y como marchaba el campeonato en puntuación, en un rally donde predominaba la tierra ante el asfalto, con nuestro BMW M3 difícilmente podía sumar los puntos necesario para hacer frente a la escuadra Lancia, así que propuse al equipo participar con este coche 4x4 que se estaba vendiendo de segunda mano en Sauermann. Ya estaba casi todo a punto de cerrarse la inscripción, tenía más de 120.000 Km y era automático, así que tuvimos que cambiar segmentos y tapillas, convertirlo a cambio manual, poner suspensiones y medidas de seguridad. El motor era absolutamente de serie.

Sobra decir que por estrategia esperamos a última hora para inscribirnos y coger por sorpresa a nuestros contrincantes en él título. El resultado ya lo saben, salió bien y logramos culminar la temporada con éxito.

La estrategia dio sus frutos, y aunque antes de terminar los últimos tramos ya se sentían Campeones de España de Rallyes de Asfalto, ya que Trelles no pudo culminar la prueba, los canarios durante todo el rally iban ganando su clase y los tiempos en la tierra no estaban tan lastrados como en un principio se preveía, teniendo en cuenta con la unidad con la que tomaron la salida .

OBJETIVO LOGRADO

Trajeron a Canarias el logro de ese primer título, se dieron un baño de multitudes en innumerables lugares, fueron recibidos por todas las entidades públicas, Ponce, dio el saque de honor en un partido de la U.D Las Palmas e incluso apareció en las campanadas de fin de año en Televisión Española en Canarias, en definitiva, se valoró ese logro, el triunfo y el resultado de ese juego de estrategia con el que culminó la magnífica temporada de 1991.

Y la pregunta es ¿Una vez ya logrado el campeonato, a donde fue a parar ese coche?

Pues después de toda la guerra que dio con batalla ganada incluida, se reconvirtió a un coche de calle y se vendió a un alto directivo de la empresa, a partir de ahí, ha pasada por diferentes propietarios, y hasta el día de hoy, que curiosamente se encuentra a la venta.

Iván Hernández


 
solofotosmotor.com Copyright 2014 | SF Motor